1. ¿Cuanto mayor la transpiración durante el ejercicio mayor será el adelgazamiento?
RESPUESTA: NO
Nuestro peso corporal es la suma del peso muscular, del peso graso, del peso óseo y del peso residual (líquidos, tejidos, vísceras, etc.).
Cuando se transpira se elimina agua juntamente con algunos sales minerales y algunas toxinas y NO grasa.
Engordar o adelgazar está relacionado con el aumento o disminución del peso graso, y no apenas del peso corporal. Esto quiere decir que pos la actividad física, por la cual tenga habido una grande transpiración, el peso corporal estará menor do que antes de iniciar los ejercicios, gracias a la pierda de agua. Por lo tanto el individuo estará más leve pero no más delgado!

2. ¿Si se utilizan ropas plásticas o neoprenos a modo de faja, reduciremos la cintura?
RESPUESTA: NO
Tal practica además de ineficaz para el adelgazamiento, es extremamente peligrosa. Unos de los principales objetivos de la transpiración es el de resfriar el organismo.
Cuando se suda también se evapora calor, controlando y resfriando el cuerpo. Estos materiales plásticos dificultan este resfriamiento y pueden llegar a causar fuertes disturbios térmicos, provocando una deshidratación lo que puede dificultar un riego adecuado, el aumento de la frecuencia cardiaca y el riesgo de que se produzcan mareos, retracciones musculares, calambres, etc.

3. ¿Beber agua antes, durante o pos el ejercicio dificulta el adelgazamiento?
RESPUESTA: NO
El agua no tiene relación con el peso graso y además no pose calorías. Por lo tanto no se puede engordar.
Con la transpiración perdemos los minerales: sodio, potasio y cloro (los electrolitos). Estos tienen la función de controlar y mantener los cambios de líquidos dentro del organismo. Con la reducción de los electrolitos se perjudica la tolerancia al calor y la performance de los ejercicios.
La falta de agua puede ocasionar calambres y la deshidratación extrema, causando hasta la muerte. Por lo tanto es esencial la ingesta de agua antes, durantes y pos el ejercicio, de preferencia a sorbos de unos 250 ml por vez, visando la adecuada hidratación.

4. ¿Trabajar los abdominales, reduce la barriga?
RESPUESTA: NO
Los ejercicios abdominales pueden fortalecer la musculatura abdominal, aumentando el tono muscular, pero no elimina la grasa localizada en esta zona. Para esto serán necesarios los ejercicios cardiovasculares que serán los responsables por eliminar la grasa de la región del tronco.
Un estudio comprobó que los brazos de los tenistas, pueden tener un volumen muscular mayor en el brazo dominante, pero a nivel de porcentaje de grasa son iguales en ambos los brazos. Lo que comprueba que la reducción de grasa localizada, por mucho que se trabaje a nivel muscular, no tiene resultado en la grasa.

5. ¿Necesito hacer muchas repeticiones para conseguir el fortalecimiento de los abdominales?
RESPUESTA: NO
La musculatura abdominal ya esta involucrada en diversos movimientos y acciones musculares. Por lo tanto ya está sometida en muchos casos a un intenso control de estabilización del tronco. Los músculos abdominales presentan similares estructuras a la del resto de grupos musculares, lo que justifica tener el mismo tipo de carga de entrenamiento y trabajo muscular que los otros músculos.
Estas interminables series de cientos de abdominales, no tienen sentido, terminan fatigando más rápido los músculos, se pierde la estabilidad de la columna y aumenta el riesgo de lesionarse. Además terminan por involucrar grupos musculares no deseados como los flexores de la cadera y la musculatura del cuello, etc.

6. ¿Debo entrenar los abdominales diariamente?
RESPUESTA: NO
Si los entrenamos adecuadamente no hace falta trabajarlos a diario. La frecuencia dependerá del objetivo y nivel de cada usuario, pero no tiene que ser a diario.

7. ¿Los giros con palo reducen la cintura?
RESPUESTA: NO
Tradicionalmente este ha sido un ejercicio muy utilizado en las salas de musculación durante muchos años.
Además de no reducir la cintura, pueden causar alteraciones en las estructuras vertebrales, en las caderas y en las rodillas.
Al realizar el giro el disco intervertebral sufre un cizallamiento, las apófisis vertebrales chocan entre sí, los ligamientos y articulaciones de la columna serán los que soportarán la sobrecarga. La compresión conjunta con la rotación aumenta expresivamente el riesgo de lesiones articulares en la columna vertebral. La musculatura apenas realiza trabajo, no encuentra resistencia a su acción muscular.

8. ¿Abdominales con los pies sostenidos aumentan la fuerza abdominal?
RESPUESTA: NO
La fijación de los pies impide la correcta acción de los músculos abdominales.
Los músculos más accionados son los flexores de la cadera, particularmente el Psoas-iliaco, y los músculos dorsiflexores, tibial anterior, cuadriceps y nuevamente los iliopsoas. Además de provocar solamente la contracción isométrica de los músculos abdominales, este conjunto de alteraciones desfavorece la eficiencia de los músculos abdominales y aumenta los desequilibrios musculares de la región pélvica, agravando los riesgos de lesión en la zona lumbar.

Referencias:
Mauricio de Arruda Campos. Ejercicios Abdominais uma abordagem prática e científica, Ed. Sprint
Ltda. 2º Ediçao 2004.

Marcos Jucá. Aeróbica e Step Bases Fisiológicas e Metodología. Ed. Sprint Ltda. 1ª Ediçao 1993.

Domingo Sánchez. Abdominales para todos, Los ejercicios más efectivos para mejorar tu figura y forma física. Grupo Motorpress-Ibérica – Libros Cúpula 2009.

Climafit Entrenamientos Personales a domicilio.