Adriano Correia jugador de futbol.

Entrenos pre-temporada Adriano Correia jugador de futbol profesional

Entrenos con Claudio Lima entrenador personal Climafit

Adriano Correia Claro nació en Curitiba (Brasil) el 26 de octubre de 1984 y empezó a jugar casi por casualidad. De familia humilde, su padre trabajaba en una cadena metalúrgica y su madre limpiaba casas, se inició en el equipo de la fábrica de su progenitor, Athaide, a quien debe su poderosa capacidad de adaptación. “Tenía 8 años y la pierna derecha, la buena, lesionada. Entonces, mi padre me dijo: Aprovecha ahora y practica con la izquierda. Si quieres ser futbolista, esto marcará la diferencia”, recuerda.

Sobrado en los equipos de fútbol sala que integró, despertó rápidamente el interés del Coritiba FC, con el que debutó antes de los 18 años. Su velocidad, habilidad y profundidad, así como su clara visión del juego y sacrificio constante fueron cualidades que no pasaron desapercibidas por los cazatalentos de su país. Esta perseverancia le valió la llamada de la selección, con la que jugó y ganó el Mundial sub 20 del 2003, en los Emiratos Árabes Unidos. Brasil derrotó en la final a España (1-0). Fue entonces cuando conoció a Dani Alves, con el que coincidió en el Sevilla FC y, ahora, en el FC Barcelona. Desde entonces mantienen una estrecha relación.

Antes de dar el salto al Viejo Continente, integró el plantel de la `canarinha¿ en la Copa América que se disputó en Perú en el 2004. Parreira, el seleccionador brasileño, contó con él para esta importante cita y, aunque apenas jugó, Brasil se proclamó campeona al derrotar en la final a Argentina en la tanda de penaltis (4-2). El tiempo reglamentario había finalizado con igualada (2-2).

Adriano, después de destacar en el Coritiba fichó por el Sevilla FC, que pagó por él 2,5 millones de euros. En el club andaluz, al que llegó en enero del 2005, en el mercado invernal, estuvo cinco temporadas y media y jugó la mayor parte del tiempo como interior por banda izquierda. En Sevilla se hizo con un gran palmarés al vivir la mejor época de la entidad. Ganó dos Copa del Rey (contra el Getafe y Atlético de Madrid, aunque no jugó ninguna de las finales), dos Europa League (contra el Middlesbrough en Eindhoven y contra el RCD Espanyol en Glasgow), una Supercopa de España (contra el Real Madrid) y una Supercopa de Europa (contra el FC Barcelona). Jugó un total de 214 partidos oficiales y anotó 19 goles.

Fichó después por el FC Barcelona por 9,5 millones de euros más otros 4 en concepto de variables ya con la doble nacionalidad, obtenida en Sevilla en el año 2007. Se comprometió hasta la temporada 2013-14 con opción a una más. Corría el verano del 2010. Fue el primer fichaje del actual presidente, Sandro Rosell. Su sueño, llegar a un grande, se había hecho realidad a base de trabajo, dedicación y humildad.

Sin ser titular indiscutible, el defensa brasileño ha sabido ganarse el cariño y admiración de sus compañeros y aficionados gracias a su entrega, humildad y discreción. Como barcelonista ha seguido acumulando títulos en su palmarés, entre los que destaca la Liga y la Champions (contra el Manchester United), además de la Copa (ante el Athletic Club), la Supercopa de Europa (FC Porto) y el Mundial de Clubs (Santos FC).

Prueba de su profesionalidad y calidad humana fue cuando Tito Vilanova le pidió jugar de central contra el Real Madrid el 7 de octubre del 2012, en un partido de Liga celebrado en el Camp Nou (2-2). Sin Piqué, lesionado, el técnico confió en él y el brasileño no le defraudó. “No podía decepcionar a alguien que había depositado la confianza en mí”, dijo.

La temporada 2012-13, la tercera de Adriano en el FC Barcelona, ha servido para que el lateral explote esa vocación ofensiva que siempre ha llevado dentro. Ha marcado seis goles (cinco en Liga y uno en Copa), siendo éste el mejor registro anotador de un lateral zurdo en las filas barcelonistas a lo largo de la historia.

Adriano se casó con la novia de toda la vida y tiene dos hijos. Sus convicciones religiosas son muy sólidas y es evangélico, como sus compatriotas y exjugadores del Barça Sylvinho y Edmílson.

fuente: https://www.sport.es/es/personajes/barca/adriano/