1. Abdominales con los pies sostenidos
La fijación de los pies impide la correcta acción de los músculos abdominales.
Los músculos más accionados son los flexores de la cadera, particularmente el Psoas-iliaco, y los músculos dorsiflexores, tibial anterior, cuadriceps y nuevamente los iliopsoas. Además de provocar solamente la contracción isométrica de los músculos abdominales, este conjunto de alteraciones desfavorece la eficiencia de los músculos abdominales y aumenta los desequilibrios musculares de la región pélvica, agravando los riesgos de lesión en la zona lumbar.

Leer más